La Reputación Corporativa

La Reputación Corporativa:

Por: Catalina Sotomayor

En los últimos años, la importancia de la reputación corporativa se ha vuelto crucial para las organizaciones. De esta depende en gran parte  su valor en el mercado, la relación con los grupos de interés y por supuesto la relación con los clientes.

Hoy las organizaciones y sus marcas lo saben, por eso inviernen en herramientas de escucha en redes sociales, en agencias de relaciones públicas, en planes corporativos que atiendan comunidades o desarrollan estrategias de responsabilidad social. Todo lo que implique conocimiento y datos e incluso  el  sentimiento de quien lo dice, respecto a una marca, compañía o producto es una necesidad identificada.

La reputación corporativa de una empresa es la suma de los aspectos intangibles que percibe la sociedad…la honestidad, los servicios que brinda, su imagen corporativa, la ética empresarial o las relaciones laborales.

Es dicho de otra manera, el crédito de confianza… un cheque en blanco que se firma como resultado de relaciones sostenibles, transparentes y de mutuo beneficio entre personas y organizaciones con objetivos comunes.

Al pensar en Reputación Corporativa, muchos se centran erróneamente en el cliente, cuando en realidad, es solo una  parte  que forma la compleja imagen de la reputación.

La reputación la construyen los empleados, los proveedores, los aliados, los medios de comunicación, las comunidades y por supuesto los clientes.

Entonces, ¿Qué áreas de la organización consolidan la reputación?

La política de Recursos humanos: por ejemplo:

Políticas de selección, formación e integración de personal.

  • Políticas retributivas.
  • Políticas de ascensos.
  • Políticas de despidos.
  • Políticas de precios.

La relación de la organización con el medioambiente. Hoy hay una conciencia más despierta, las personas se hacen preguntas y toman decisiones.

La relación de la organización con su cliente: Las políticas de quejas y reclamos, el servicio al cliente, las campañas de comunicación institucional, las políticas de precio,  de calidad,  tiempos de entrega, entre otras.

La relación con las comunidades, con los vecinos, con las personas que viven en el entorno, con las familias, etc.

La importancia de la reputación corporativa para la empresa reside en que, aunque es un valor intangible, puede proporcionar ventajas competitivas, para ayudar a inversionistas y clientes a decidirse y sin lugar a dudas la construcción de la reputación deseada, es un factor clave a la hora de afrontar una crisis corporativa de cualquier orden.

Hoy en un mundo hiperinformado, con millones de fuentes y un poco más de conciencia sobre la veracidad de la información, las personas confían en la recomendación de un amigo, en la opinión de usuarios reales, en la voz de un medio serio. Por eso cuando una compañía o una marca es discutida por sus grupos de interés en términos de su imagen pública definimos una crisis de reputación. En ultimas se trata de una crisis de credibilidad y confianza.

 

Leave a Comment

Contáctanos
close slider