El BGC fija los objetivos y la misión institucional en torno a altos estándares de transparencia, responsabilidad, calidad y profesionalismo, que terminan impactando en la eficiencia de la empresa, el uso de los recursos y el fortalecimiento de las relaciones de una empresa con sus grupos de interés.

Estas buenas practicas están basadas en la claridad y la buena conducta en las actuaciones de la empresa, en reglas fundadas en la ética y la buena fe, en los lineamientos para la toma de decisiones de la empresa, en la protección de la información desde y hacia el consumidor y cliente, en el mantenimiento de la confidencialidad y la revelación asertiva por medio de la comunicación, y en el control interno y la protección de los vínculos y relaciones entre la empresa, empleados, proveedores, accionistas y sociedad en general.

Descarga los documentos relacionados a Buen Gobierno Corporativo.